TRANSFORMACIÓN TECNOLÓGICA FINANCIERA

¿Qué posibilidades trae la tecnología para el desarrollo financiero de tu empresa?

En una zona llena de números y cálculos financieros, la incorporación de soluciones de innovación y tecnológica puede parecer obvia. Sin embargo, se estima que la toma de decisiones del CFO continúa siendo de manera tradicional, teniendo cierto nivel de rechazo a los procesos de automatización tecnológica que vienen como parte de la transformación de la Industria 4.0.


El director financiero o CFO (Chief Financial Officer) es una de las figuras más importantes en las instituciones empresariales. Y con justa razón, su departamento vela por el incremento del valor del negocio, por tanto, su día a día está lleno de estrategias para proteger los recursos de la compañía y llevarlos a una zona de mayor utilidad para el beneficio de la empresa.


Paralelamente, el rápido cambio tecnológico de otros departamentos de la empresa (principalmente en las zonas de producción y manufactura) ha permitido la optimización de actividades que se realizaban de manera manual y con la ayuda de la automatización de procesos el talento humano se ha enfocado más a las tareas que aportan un valor agregado a la empresa.


Así, existe una discrepancia entre el valor de innovación presentado en áreas de producción y el área de finanzas, siendo ésta última la que se encarga precisamente de decidir en qué zonas se aplicarán inversiones en innovación.


Por tal razón, la máxima figura de liderazgo en las finanzas de la empresa (conjuntamente con dirección general) debe prestar atención a los cambios tecnológicos que impactan enormemente la forma en que se gestiona la función financiera.


La mayor parte del personal financiero carece de visión ante este aspecto e ignora la capacidad de las soluciones para dar respuesta a las necesidades de los requerimientos de su departamento. Aún más, no perciben el poder, accesibilidad y clase mundial de las innovaciones en materia financiera que permiten la generación, interpretación y aplicación de información para ser mejor aprovechada en la toma de decisiones efectivas por alta dirección.

El director financiero de cualquier empresa debe prestar atención al ecosistema tecnológico y realizar un diagnóstico de su estructura para elegir la que más le convenga.


Dentro de las múltiples opciones, destacan las dedicadas a la gestión de datos. El cúmulo de información derivado de las mismas operaciones financieras se renuevan con la introducción de nuevas fuentes para conseguir perspectivas más profundas.


También, la presencia de la nube ofrecen la oportunidad de seleccionar soluciones para el acceso de la información en tiempo real. Podemos hablar de contar con ERP, EPM, BI en una locación siempre accesible desde cualquier dispositivo.


La automatización también se puede adoptar a las finanzas, y es que este concepto es tan ampliamente aceptado en la manufactura que se ha quedado encasillado en esta área. Así pues, mecanismos RPA (Robotic Process Automation) permiten la robotización de flujos financieros basados en reglas definidas.


Por último, la Inteligencia Artificial (AI) y Procesadores de Lenguaje Natural (NLP) llevarán la automatización a otro nivel gracias a su capacidad tecnológica de razonar e inferir tendencias y patrones a partir de la información, así como del uso de algoritmos inteligentes que pueden aprovecharse para completar actividades y dotar a la función financiera de un acceso ilimitado a datos en tiempo real más allá de los números.


Con la implementación de la transformación tecnológica en las actividades financieras, los altos directivos podrán definir de mejor manera y con mayor certeza sus estrategias, monitorear su ejecución en tiempo real y analizar las condiciones del mercado con mayor datos al respecto, todo para el beneficio de la empresa.

«El director financiero o CFO (Chief Financial Officer) es una de las figuras más importantes en las instituciones empresariales».

La máxima figura de liderazgo en las finanzas de la empresa debe prestar atención a los cambios tecnológicos que impactan enormemente la forma en que se gestiona la función financiera.