JOSÉ LUIS DE ALBA

Promotor y Cofundador de ContpaQi, Korima Sistemas, TXN e InnoHub.


Precursor de la industria del software en México y evangelizador sobre temas de innovación, emprendimiento y transformación social, con experiencia vivencial de gestación, desarrollo y potencialización de startups en Innohub México, Incipio Ventures y promotor del modelo de Venture Builder como el más adecuado para formación de startups.

EL PROCESO DE LA INNOVACIÓN

¿Por qué innovar debería convertirse en el pan de todos los días?

La innovación surge con la búsqueda a la respuesta de problemas o mejora a soluciones ya existentes; en 1980 cuando era estudiante en la maestría de Administración en el Tecnológico de Monterrey se nos asignó un proyecto estudiantil de crear una empresa que ofreciera software empaquetado.

En aquella época la contabilidad se llevaba a cabo de manera manual al cierre de mes, registrándose en libros. Para ese entonces la idea de llevarla a cabo en línea era una locura. Así que desde antes del surgimiento del proyecto y de la consolidación de Computación en Acción - Contpaqi en 1984, la innovación vino desde el mismo pensamiento del rompimiento de los paradigmas establecidos.


La evolución del proceso de innovación se puede dar desde una forma sencilla hasta una más compleja; la sociedad innova y se atreve a partir de lo más sencillo, desde la manera de vestir de los líderes millennials: antes los ejecutivos eran de cuello blanco hasta en la manera de hacer negocios. Hoy en día, el enfoque del desarrollo de Guadalajara es el resultado de una transformación continua de hace 50 o 60 años, ahora la Perla Tapatía se ha convertido en una ciudad inteligente.

Dentro de las empresas que he tenido el privilegio de fundar, la innovación nace del mismo deseo de encontrar proyectos que innoven; así es como llego de socio a InnoHub que nació como una aceleradora para después convertirse en una venture builder; y posteriormente a Rubik Venture, que nació como una venture builder, en donde en un lapso de un año, Insaite, una de las empresas que desarrollamos logró crear su propio cerebro de Inteligencia Artificial. Aunque fue un logro increíble en un lapso corto de tiempo, tuvimos que realizar varias apuestas y levantarnos de varios fracasos para así encontrar este tipo de resultados.


El ecosistema empresarial en México y su relación con la innovación se ha desarrollado de manera tardía pues dependía en gran manera de instituciones públicas, hacía falta una vinculación con el sector productivo, sobre todo para fondear el capital.

«La innovación viene de una idea, pero al final del día se necesita saber de los procesos que conlleva para que se logre su materialización».

Los principales problemas de toda startup son la inversión y la falta de empresarios que tomen el riesgo de invertir en nuevas tecnologías, por eso InnoHub mantiene su visión que para encontrar una idea que triunfe, se tendrán que hacer varias apuestas.


Aquí, los agentes de cambio son de vital importancia. Me refiero a la cuarta hélice: el gobierno, las universidades, los empresarios y la sociedad civil. En un inicio, es el gobierno quien debe invertir en desarrollar capacidades emprendedoras para después fomentarlas en las universidades. Éstas a su vez deben hacer alianzas estratégicas entre sus pares públicas y privadas para encontrar un perfecto balance entre la disciplina y ganas de trabajar con un acceso a red de fondos y contactos.


Por su parte, los empresarios y emprendedores son el eje de este ciclo, pues llevarán a cabo los proyectos de innovación a partir de su experiencia en los sectores productivos. Por último, la sociedad civil tendrá que ser receptiva al cambio que la innovación traiga consigo.


Este ciclo de innovación tendrá cambios sustanciales en México; para que las medianas y grandes empresas sobrevivan tienen que cambiar su manera de hacer negocio, tienen que voltear a ver hacia afuera, analizar el constante y rápido cambio que se está generando e innovar para estar al margen de las exigencias del mercado.

Este arduo trabajo también produce grandes satisfacciones. A manera personal, lo que más disfruto de la innovación es ser pionero, ser punta de lanza para poder obtener un aprendizaje constante desde el principio.


Me encanta empezar proyectos, desarrollarlos, darles estabilidad y buscar a las personas que le van a dar continuidad. Mi carrera profesional se ha visto transformada; ahora estoy siempre explorando, atreviéndome, saliendo de mi zona de confort, y es así que sé que me encuentro innovándome a mí mismo y a mis proyectos.


Por tal razón, extiendo una invitación al sector empresarial de innovar constantemente. Junto a a Raimundo Burguera, estaré presente en el evento Inspiring Innovation con una conferencia enfocada a los ¡Eurekas! que vienen después de un largo tiempo de estar en constante trabajo, disciplina y aprendizaje.


La metodología FORTH, en la cual profundizaremos, tiene su base en la disciplina; se necesita una estructura para poder poner en orden las ideas, estar consciente de los pasos a seguir para llevar a cabo el proyecto. Así, la innovación viene de la creatividad o de una idea, pero al final del día se necesita saber de los procesos que conlleva para que se logre su materialización.